Localización de software

Traducción de programas

Adaptación y traducción de programas informáticos

Traducir una aplicación informática (sea un programa, un conjunto de aplicaciones o una página web), es un trabajo complejo que conlleva en la mayoría de los casos retocar en profundidad el código fuente original para adecuarlo a las necesidades exigidas.

Analizar el código

Muchas de las viejas costumbres en el desarrollo de software están contraindicas para obtener una aplicación multi-idiomática, uso de imágenes con texto, desentralización de los logs, dependencia del idioma del sistema operativo, uso de codificación en ISO, etc...

El primer paso es analizar el código fuente y ver qué opciones se tienen para adaptar dicho código a un modelo útil para su posterior traducción. Esta fase conlleva un gran volumen de pruebas que validan el correcto funcionamiento.

La fase de traducción se realiza sobre los textos obtenidos y llevados al nuevo sistema de control del texto, posteriormente se debe aplicar un bloque de pruebas para observar que la traducción realizada es adecuada.